No flipes con los efectos del hilo!

Alguna vez has visto una foto o incluso un vídeo de manos expertas haciendo un tipo de punto en crochet, que te enamora, se ve muuy bonito, te encanta y lo quieres reproducir al instante.

Coges tu lana o hilo, tu aguja favorita, te pones en tu rincón crochetero y empiezas a sacar la muestra, o si eres muy valiente directamente con el trasero de un jersey. Y de repente! «No se ve igual….¿ Pero qué ca…. me está saliendo si lo hago igual que en el vídeo?»

Pues esto se debe, ni más ni menos, a que la elección del hilo, lana, estambre tiene que ser la exacta, o lo más parecida posible a lo que has visto por la red.

Esto se debe a que la torsión del hilo, los estambres que lo forman, y en definitiva, su composición y la manera de que está hecho lo que tienes en casa no tiene nada que ver con lo que has visto en la foto o vídeo.

En materiales como los cordones, el trapillo y fibras que ya van trenzadas, el tipo de punto que se hace queda muy definido. Y si el grosor pasa de los 4mm, pues se todo perfecto.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar